martes, 30 de abril de 2013

Con María Eloy-García, José Antonio Llera y Eduardo Moga

                                 Irene, Manu y un servidor con María Eloy-García en Mérida

Una semana de lo más literaria. El martes pasado María Eloy estuvo en el instituto. Encantadora. Divertida. Y repleta de talento. Hemos prometido volver a vernos con más tiempo.
 
 El domingo por la tarde pude volver a charlar, cuatro años después, con mi admirado José Antonio Llera, que había venido a Cáceres a un congreso sobre Cernuda. Aproveché para entregarle sus ejemplares de El desierto está creciendo, la estupenda antología que me ha dejado reeditarle.
 
Y ayer otro gustazo: risas y conversación llena de literatura con Eduardo Moga, un poeta estupendo y un editor ejemplar. Durante unas horas hasta creí tener la sensación de no estar en este rincón del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada