lunes, 2 de mayo de 2016

Ver para creer: un obispo clausura una feria del libro

El vídeo es del año pasado, aunque podría servir para ilustrar el cierre de la feria del libro de Cáceres que acaba de concluir. Porque el escritor (¿escritor?) que ha clausurado la que se supone fiesta de las letras más importante de la capital de esta provincia es un obispo. No me gustaría que nadie se ofendiese, pero me parece que esto no debería tener cabida en una feria del libro, donde se supone que se invita a los autores exclusivamente por sus méritos literarios. Y la carpa de presentaciones estaba llena, por supuesto.

domingo, 24 de abril de 2016

Otra feria del libro de Cáceres es posible

El nivel de la feria del libro de Cáceres lleva años empobreciéndose edición tras edición. Pero en la de 2016 creo que se ha tocado fondo. 
Hagamos memoria. La feria la creó el Gremio de Libreros de Cáceres, que consiguió confeccionar carteles muy interesantes en los que, por ejemplo, figuraban nombres como los de Andrés Trapiello o Javier Cercas. Luego el ayuntamiento se ofreció a echar una mano, aunque el resultado de aquella colaboración es que, unos cuantos años más tarde, de la organización se encargaba la Institución Ferial de Cáceres (IFECA), un organismo que gestiona todas las ferias que se celebran en la ciudad, desde la de la tapa o los dulces conventuales hasta la de los tiovivos y las casetas. Sin embargo, y lo digo con toda humildad, no pueden ser lo mismo. Y no es cuestión de jerarquías, sino de saber lo que uno se trae entre manos. IFECA no tiene la culpa. Me consta que sus trabajadores hacen lo que pueden. Lo que sucede es que una o dos personas no tienen por qué saber de todo. Y una cosa es la pura gestión económica y administrativa y otra bien distinta ser capaz de construir un programa atractivo.
Llegados a este punto (seamos realistas: tenemos una feria del libro de tercera) habría quizá que plantearse una de estas dos salidas: o convertimos la de Cáceres en una verdadera feria del libro o casi mejor que desaparezca.
En su momento, el Gremio de Libreros elaboró una normativa repleta de sensatez. Porque parece más que razonable que no se puedan presentar libros que ya se han presentado en la ciudad (algunos apenas una semana antes) o que las actividades de una sola editorial no deban ocupar prácticamente la mitad del programa. A mí también me sale de ojo que el obispo lleve años siendo un habitual de la feria, que haya librerías que sólo venden libros religiosos o que la mayoría de los autores participantes esté constituida por escritores de aquí. Y que conste que no quiero hacer de menos a nadie. Simplemente se trata de buscar un equilibrio entre lo de fuera y lo de dentro.
Resulta imprescindible que representantes de la cultura de las administraciones locales, provinciales y regionales se reúnan y dibujen una nueva manera (radicalmente distinta) de plantear la feria del libro de una ciudad que, no lo olvidemos, aspiraba (menuda ironía) a ser nada menos que capital europea de la cultura en 2016. 
Tal vez una solución sería la constitución de un consorcio en el que trabajasen el Plan de Fomento de la Lectura, el Gremio de libreros y las personas que durante todo el año (estoy pensando en Norbanova y Letras Cascabeleras) tejen una red de encuentros, lecturas y presentaciones (el Aula de la Palabra y Letras en Los Jardines) que mantienen viva, desde el punto de vista de las letras, a esta mortecina ciudad. Únicamente supone una sugerencia. Y estoy seguro de que existen otras alternativas para que de una vez por todas en las cosas de la cultura decidan las personas de la cultura. Todos saldríamos ganando.

sábado, 23 de abril de 2016

Luis Arturo Guichard en Hiperión

Ayer se hizo entrega del Premio de poesía Villa de Martorell. Lo ha ganado uno de los mejores poetas con los que la lengua española cuenta en la actualidad: mi admirado Luis Arturo Guichard. Lo mejor del galardón, desde luego, es que el libro lo publicará Hiperión, circunstancia que le garantiza una buena distribución. Cómo me alegro de que, poco a poco, la poesía de Luis vaya abriéndose paso. Y en 2016 lo está haciendo a una velocidad enorme, porque en lo que va de año ha publicado Margen de espejo, en Baile del Sol, y El silencio escribe con tijeras, en La Isla de Siltolá. El de Hiperión se titulará El jardín de la señora D. Estoy deseando que llegue a las librerías.
http://www.martorell.cat/pl217/actualitat/noticies/id5301/premi-vila-de-martorell-construccio-.htm

viernes, 22 de abril de 2016

lunes, 18 de abril de 2016

Nueva colección de Ediciones Liliputienses


Dentro de unos meses publicaremos El silencio de Greta Garbo, del sueco Pontus Lindh, primer número de la nueva colección de Ediciones Liliputienses. Estará dedicada a la traducción de poetas europeos contemporáneos y la dirigirá mi admirada Lalo Barrubia. La cosa promete.

viernes, 8 de abril de 2016

Cualquier parecido con la realidad...

Por lo general, al profesor de literatura no le gusta la literatura.
Habitualmente, al estudiante de literatura la literatura no le interesa.
En cuanto al escritor, sin tiempo para minucias, bastante tiene con leerse a sí mismo.

martes, 5 de abril de 2016

Lo de "Cáceres capital europea de la cultura" era un chiste, ¿verdad?

Esta semana, y por suerte empieza a ser habitual, tenemos en Cáceres una agenda cultural nutrida e interesante. El jueves presentarán sus últimos libros Dionisio Cañas y Julio César Galán. Además, el mismo día se celebrarán dos sesiones de micro abierto. Y el viernes, un concierto gratuito. Pero es que las semanas anteriores hemos tenido a José María Castrillón y a Juan María Calles en el Aula de la Palabra que coordina Norbanova. Y, por supuesto, los últimos domingos de cada mes disfrutamos del ciclo "Letras en los Jardines", que saca adelante Letras Cascabeleras. Pues bien, ninguna de estas actividades está organizada o apoyada por el ayuntamiento de la ciudad. ¿Existe la concejalía de cultura en Cáceres? Y, de ser así, ¿en qué demonios está pensando? Me acuerdo de aquella aspiración de ser nada menos que capital cultural en 2016 y me echo a reír. O a llorar, ya no lo sé.

domingo, 20 de marzo de 2016

Lupe, Diego y Psicopompo: el mejor triángulo amoroso

 Aquí los tenéis. Lupe y Diego. Juntos han conseguido crear un espacio mágico llamado Psicopompo. El viernes, en la presentación del libro de Elías Moro, hicimos un repaso a los escritores y editores que, durante este año y medio, se han pasado por allí. La nómina impresiona, la verdad. Por no hablar de los conciertos, sesiones de micro abierto, proyecciones, talleres y demás actividades que se realizan en el pequeño local de la Plaza Marrón de Cáceres. Por no mencionar la revista y la colección de poesía que editan. Y es que han conseguido armar, sin ningún tipo de ayuda pública, una programación cultural de primer nivel. Muchas gracias a los dos. Esta región está en deuda con vosotros.

domingo, 13 de marzo de 2016

Centrifugados desde la mirada de Carmelo Prieto Mendo


 Fernando Pizarro, Miriam García Cabezas y un servidor

 Chose


 Ballerina Vargas Tinajero


 Jorge Arribas

 Diego Galaz

 Pedro Ojeda

 Jorge Arribas antes de interpretar una canción con una silla de cámping





 Lalo Barrubia y Olga Ayuso




 Nurit Kasztelan





Sexta entrega del programa "Vuelo nocturno"

http://www.ivoox.com/vuelo-nocturno-6-11-03-2016-audios-mp3_rf_10778002_1.html

sábado, 12 de marzo de 2016

Poesía mexicana actual

Un maravilloso archivo de poesía mexicana actual en el que incluso se pueden descargar libros enteros. Viva internet.
https://poesiamexa.wordpress.com/

miércoles, 9 de marzo de 2016

Centrifugados desde el objetivo de Olga Ayuso

 Borja González, de El verano del cohete

 Juan Ramón Santos

 Cristián Gómez Olivares

 Javier Fernández, de El Desvelo Ediciones

 Daniel Ruiz García

 Ballerina Vargas Tinajero

 Nurit Kasztelan y Chose

 Juan Nadalini, de Entropía
 

 Lalo Barrubia

 Ballerina Vargas Tinajero

 Olga Martínez, de Candaya
 



 Ángel Gracia y Daniel Ruiz García

 Olga Martínez, Juan Nadalini y David Villanueva, de Demipage


 Hasier Larretxea



 Patxi Larretxea






 Hasier Larretxea sostenido por sus padres