viernes, 8 de abril de 2016

Cualquier parecido con la realidad...

Por lo general, al profesor de literatura no le gusta la literatura.
Habitualmente, al estudiante de literatura la literatura no le interesa.
En cuanto al escritor, sin tiempo para minucias, bastante tiene con leerse a sí mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada