sábado, 18 de junio de 2016

Ni profesores de religión ni centros educativos concertados

Esto es escandaloso, desde luego. Pero en algunos lugares (como en mi instituto) lleva años haciéndose de manera solapada. Los profesores de religión son los únicos que trabajan en centros públicos sin haber pasado jamás por oposición alguna. Y ahora se va a dar el caso, si esto sigue adelante y se generaliza, de que van a desempeñar funciones que no realizarán personas que sí se han ganado su puesto según los criterios de igualdad, mérito y capacidad. Ni la religión debería formar parte del currículo educativo ni deberían tampoco existir los centros concertados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada